• Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2019

ACCESORIOS QUE PROTEGEN DEL SOL

LAS GAFAS COMO ACCESORIOS QUE PROTEGEN DEL SOL

 

Con respecto a las medidas para protegerse del sol, las gafas son un accesorio fundamental. La explicación radica en que la exposición solar crónica puede favorecer a la aparición de cataratas, degeneración macular, melanoma ocular y otros tipos de cáncer. De hecho, un 5 a 10 por ciento de todos los cánceres cutáneos se presentan en los párpados.

Elegir las gafas de forma correcta requiere de ciertos datos que deben tenerse en cuenta. A continuación te detallamos las 2 principales características que debes considerar:

 

1. Marcos amplios

Al igual que la ropa, entre más cubra la piel, mejor. Lo mismo sucede con las gafas.

Las gafas amplias, de estilo envolvente, están hechos para prevenir que la luz pase através  de los marcos y  entre en los ojos.  Estudios han demostrado que hay una cantidad suficiente de luz UV que entra a través de los marcos de las gafas, lo que reduce su beneficio. Los anteojos de estilo envolvente pueden proteger los ojos desde todos los ángulos. Además, son más beneficiosos los diseños  que cubren no solo los ojos sino también ambos párpados, e incluso parte de la mejilla y de la región temporal.

 

2. Lentes que bloqueen la radiación ultravioleta

Debes conseguir gafas de sol cuyos lentes tengan en la etiqueta la indicación UV400, quiere decir que bloquean todas las formas de radiación ultravioleta entre el 99 y 100 por ciento. Si los lentes no tienen definidos esta condición, no debes usarlos, ya que al ponerte lentes oscuros, las pupilas se dilatan lo que favorece el paso de los rayos solares dentro del ojo, y en este caso, resulta más perjudicial para los ojos usar lentes oscuros sin protección UV.

 

Es importante mencionar que incluso gafas de prescripción,  pueden fabricarse con este tipo de lentes. 

 

Adicionalmente, existen otros conceptos que importa conocer para que la elección de las gafas no tenga confusiones:

 

- Lentes polarizados

En ocasiones encontrará el término de lentes polarizados.  Los lentes polarizados impiden que lleguen a los ojos los reflejos de luz que rebotan de las superficies lisas como el pavimento, las ventanas de un automóvil, superficies cromadas o el agua, y por eso pueden ser particularmente útiles para la conducción y la pesca, sin embargo, la polarización no tiene nada que ver con la absorción de la luz UV, aunque muchos lentes polarizados ahora se combinan con una sustancia que bloquea los rayos UV. Nuevamente mira la etiqueta para asegurarte de que las gafas ofrezcan una protección máxima contra la luz UV.

 

- Lentes oscuros

Dependiendo de la cantidad de luz que un lente permita atravezar, se clasifican en un rango que va de 0 a 4, donde cero permite el paso de la luz entre un 80 a 100 por ciento, y 4 permite el paso de un 3 a un 8 por ciento.  Un lente medio es bueno para el uso diario, pero si usas gafas en condiciones de luz muy brillante, elige un par con lentes más oscuros. Es importante saber que el grado de oscuridad de los lentes no dicen nada sobre la capacidad para bloquear la luz UV.

 

- Lentes de color

Existe controversia acerca de los daños que produce la luz azul en los ojos. Los lentes que bloquean la luz azul son generalmente de color ámbar y hacen que el entorno luzca de color amarillo o naranja. Supuestamente, este color de lente hace que los objetos lejanos se vean más claros, especialmente en nieve o niebla. Por esta razón, los anteojos de sol de color ámbar son los más recomendados.

 

Otros colores de lente son: verde, permite percibir los colores prácticamente sin alteraciones. El café filtra las radiaciones azules y aumenta el contraste y la profundidad de campo (buena opción para las gafas destinadas a deportes al aire libre). El gris transmite uniformemente la luz a través del espectro y respeta los colores naturales. 

 

Sin embargo, los colores de los lentes no son en sí protectores si no se incorpora la característica anti-UV.

 

- Lente fotocromático

Son lentes que se oscurecen automáticamente ante la luz brillante y se aclaran cuando hay poca luz. La mayor parte del oscurecimiento se produce en aproximadamente medio minuto, mientras que la aclaración puede durar hasta cinco minutos.  Aunque estos lentes pueden ser buenos absorbentes de la luz UV (la etiqueta debe indicar este beneficio), necesitan tiempo para adaptarse a las diferentes condiciones de luz.

- Lentes con revestimiento de espejo

Los lentes con acabados de espejo tienen capas delgadas de diferentes revestimientos metálicos sobre un lente ordinario. Si bien reducen la cantidad de luz que entra en los ojos, no protegen completamente contra la radiación UV.

- Lentes con bloqueo de rayos infrarrojos

Las ondas de rayos infrarrojos son invisibles y producen calor. La luz solar tiene bajos niveles de rayos infrarrojos, tolerados bien por los ojos.

Algunos fabricantes de gafas de sol afirman sobre los beneficios de la protección contra los rayos infrarrojos, sin embargo, los estudios no han demostrado una asociación entre enfermedades de los ojos y este tipo de rayos.

 

En conclusión, el uso rutinario de las gafas no es cuestión de moda, sino de salud.  Para que cumplan con este requisito, los lentes siempre deben indicar de forma clara en la etiqueta que protegen contra los rayos ultravioleta. 

LOS SOMBREROS COMO ACCESORIOS QUE PROTEGEN DEL SOL

 

En la vida normal de una persona, la cabeza y el cuello suelen ser los sitios que con mayor frecuencia se exponen a la radiación ultravioleta, ya que generalmente no están cubiertos con ningún tipo de ropa. De hecho, las dos formas más comunes de cáncer de piel, como son el carcinoma basocelular y el carcinoma escamocelular, se localizan principalmente en esta área; y los pacientes que padecen de melanoma en esta zona, suelen tener casi el doble de riesgo de morir, que si se presenta este tumor en otra región.

 

Por esta razón, los sombreros son la primera línea de defensa de la cabeza y el cuello.

 

La recomendación es utilizar de forma regular, sombreros de ala o borde amplios, que en promedio tengan un ancho en todo el rededor de 7,5 centímetros o más, con el fin de que cubran la cabeza y las orejas, y den sombra a toda la cara, el cuello y parte de los hombros.

 

Así mismo, usar los sombreros fabricados de materiales que tengan tejidos gruesos, para que el factor de protección ultravioleta (FPU) sea mayor, e idealmente con colores fuertes para que sea mayor la protección.

 

A pesar de ser muy utilizadas, no se recomiendan las gorras, ya que éstas cubren parte de la cabeza y solo dan sombra a la frente y a la nariz, pero no protegen el resto de la cara, cuello y hombros.

 

Para aquellas personas que no desean usar regularmente sombreros, se recomienda utilizar sombrillas o simplemente buscar la sombra en las horas de mayor radiación.  Recordar que los sombreros ayudan y son necesarios para protegerse del sol, pero suelen no ser suficientes, se requiere además la conciencia para no exponerse de forma excesiva al sol y el uso regular del protector solar.