• Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2019

PROTECTORES SOLARES

Con seguridad, el tema de los protectores solares se le hace conocido, sin embargo puede no tener claro los criterios para seleccionar el que usted necesita.  Por eso le brindamos información importante acerca de lo que debe tener en cuenta cuando va a conseguir un protector solar.

1. ¿Qué es el protector solar y por qué es necesario utilizarlo?

Los protectores solares son productos farmacéuticos, que aplicados en la piel, ayudan a prevenir que los rayos ultravioletas (UV) tipo A y B lleguen a ella. Este tipo de radiación está relacionada con la aparición de quemaduras, envejecimiento cutáneo y cáncer de piel. Algunos protectores, adicionalmente, pueden cubrir contra radiación infrarroja y luz visible, e incluso contener enzimas que ayudan a reparar parte del daño celular.

Los protectores solares son actualmente catalogados como uno de los productos más importantes para proteger la salud de la piel, de ahí que es recomendable su uso diario.

2. ¿Cuáles son los componentes de los protectores solares y cómo funcionan?

Los protectores solares están constituidos por filtros físicos y químicos. Los filtros físicos son sustancias de origen mineral que funcionan al bloquear y dispersar la radiación solar, a través de la formación de una barrera sobre la superficie de la piel. En la actualidad, el filtro físico más utilizado es el dióxido de titanio. El tamaño de las moléculas de este componente, impide la absorción a través de la piel. Los filtros físicos no causan alergias ni reacciones en la piel, por esta razón se recomiendan en los niños, y en adultos con alergias a los protectores solares.

Los filtros químicos son moléculas que al entrar en contacto con los rayos solares, desencadenan una reacción química que permite absorber la radiación y convertirla en energía térmica. También ayudan a que se reflejen parte de los rayos que tocan la superficie de la piel.

Los filtros químicos son de varios tipos. Algunos ayudan a proteger contra la radiación UVB, otros contra la radiación UVA y otros se catalogan como protectores solares de amplio espectro, lo que significa que cubren contra ambos tipos de radiación.

 

 

3. ¿Qué es el Factor de Protección Solar (FPS)?

El Factor de Protección Solar —FPS— o SPF por sus siglas en inglés, es una medida que determina la capacidad que tiene un protector solar para evitar que los rayos UVB dañen la piel. Esta medida no tiene relación con la protección hacia los rayos UVA.  El FPS indica el número de veces que el protector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel para retardar el enrojecimiento de la piel al exponerse al sol. Por ejemplo, si una persona de piel blanca, normalmente se pone roja a los 10 minutos de exponerse al sol, al usar un protector solar con un FPS de 15, tardaría 15 veces ese tiempo, es decir 150 minutos para enrojecer.

Ahora bien, en cuanto a una escala de porcentaje, se sabe que:

  • Un FPS 15 proporciona 93% de protección a la piel contra los rayos UVB

  • Un FPS 30 proporciona 97% de protección a contra los rayos UVB

  • Un FPS 50 proporciona 98% de protección a contra los rayos UVB

 

Es importante aclarar, que aunque a simple vista el incremento en el FPS no aumenta de forma considerable el porcentaje de protección, no es la dosis de radiación filtrada lo que determina el grado de protección, sino la cantidad de radiación que se evita que penetre en la piel y que provoque el enrojecimiento. Así, si comparamos un FPS 15 versus un FPS 30, la dosis de radiación que penetra a la piel se reduce a la mitad al usar un protector solar con FPS 30, y lo mismo sucede al comparar las preparaciones con FPS 30 versus un FPS 50. Es decir, que las preparaciones con un FPS 50 protegen CUATRO veces más que una preparación con un FPS 15.

Adicionalmente, es importante resaltar que actualmente no existe un protector solar que cubra 100% contra los rayos UVB, como tampoco y completamente, las otras formas de rayos ultravioleta.

4. ¿Existe algún indicador que determine cuánto protege el protector solar contra la radiación UVA?

No existen actualmente métodos definitivos para graduar este tipo de protección, sin embargo, una de las formas de determinar el  grado de protección frente a la radiación UVA es el índice PPD que se traduce como capacidad de producir pigmentación duradera, y en función de su valor se clasifica en:

 

 

 

5. ¿Cómo escoger el protector solar según el tipo de piel?

Actualmente, los protectores solares vienen en preparaciones cada vez más acordes con los diferentes tipos de piel.  En general, una guía simplificada para escoger el componente del protector solar, según su tipo de piel es:

En pacientes con sudoración excesiva, que hacen deporte o que van a exponerse al agua, se recomienda usar protectores solares resistentes al agua, es decir, que después de 40 u 80 minutos de exposición en estas condiciones, el protector todavía proteja la piel. Sin embargo, estas preparaciones suelen ser más espesas y adherentes, por esta razón, aunque estos protectores no se recomiendan para el uso diario en la mayoría de las personas, pueden ser una excelente opción en el momento de planear unas vacaciones.

Por otro lado, las preparaciones en spray son fáciles de aplicar, sin embargo suelen no ser tan recomendables porque pueden no ser tan efectivas ni seguras.

 Otras opciones novedosas de protectores solares, son las presentaciones en espumas y barras.

6. ¿A partir de qué edad se puede usar el protector solar y quiénes deben hacerlo?

El uso del protector solar se inicia a partir de los 6 meses de edad con aplicación diaria.  Antes de este tiempo, se debe evitar la exposición directa al sol o se deben emplear medidas físicas como el uso de ropa adecuada. Así mismo, mantener los niños en la sombra es la mejor manera de protegerles del daño solar. 

 

En el mercado existen preparaciones comerciales acordes con la necesidad de la piel de los niños. Es recomendable la adquisición de productos no muy perfumados para el uso diario y aplicarlo lejos de los ojos.

 

Todas las personas deben usar protector solar a diario, no solo los niños, sino aquellos que se exponen por períodos largos a actividades al aire libre. Sin embargo, es importante aclarar que aquellas personas que trabajan en zonas cubiertas, pero con acceso a ventanas, deben tener cuidado pues la radiación UVA puede atravesar estos espacios, razón por la que también deben acostumbrarse a utilizar un protector solar.

7. ¿Cómo se debe aplicar el protector solar?

El protector solar se debe aplicar uniformemente en los sitios descubiertos del cuerpo y expuestos al sol, es decir, de forma rutinaria en la cara incluyendo las orejas y respetando la zona de los ojos; en el cuello, la zona de escote, los brazos y el dorso de las manos. En los hombres con poco pelo, es importante incluir el cuero cabelludo. Las mujeres que habitualmente usan faldas, deben recordar el uso del protector solar en las piernas. La aplicación debe ser generosa. La dosis recomendada es 2 mg por cm2 sobre la piel seca, preferiblemente 30 minutos antes de exponerse al sol.

Los estudios muestran que la mayoría de las personas se aplican sólo la mitad o una cuarta parte de esa cantidad, lo que significa que el FPS que tienen en su cuerpo es inferior a lo recomendado.

El uso del protector solar debe ser diario. Su aplicación debe repetirse cada 2 horas. La primera de ellas debe ser idealmente sobre piel limpia y seca.  En caso de estar utilizando algún medicamento sobre la piel, primero debe usar éste. Si además usa regularmente una crema humectante o algún producto hidratante, debe aplicarlo antes del uso del protector solar. En mujeres que usan maquillaje, la reaplicación puede hacerse usando bases o polvos cosméticos con protección solar.

En época de vacaciones, se sugiere reaplicar el protector después de 20 minutos de estar en el agua.

8. ¿Es seguro usar protector solar?

En algunas personas, el uso de protectores solares puede asociarse con reacciones alérgicas. Generalmente estas reacciones son atribuidas a algunos filtros químicos y en estos casos, es recomendable consultar con su dermatólogo. También es importante utilizar protectores solares de laboratorios médicos que cumplan con estándares de calidad en la fabricación de estos productos, para asegurar su seguridad y eficacia.

Se ha dicho también que el uso del protector solar puede producir deficiencia de vitamina D, lo cual no ha sido comprobado clínicamente. Al respecto, se ha observado que en países tropicales, la síntesis de vitamina D requiere de exposiciones mínimas de sol. Además, la mayoría de las personas no usan el protector solar con una cantidad y frecuencia necesarias, como para impedir la síntesis de vitamina D.

En caso de comprobar la deficiencia de esta vitamina, existen en el mercado suplementos vitamínicos y productos alimenticios ricos en este elemento tales como leche y sus derivados, salmón, huevos, champiñones y jugo de naranja.

Los protectores solares no producen alteraciones hormonales ni aumentan el riesgo a padecer cáncer de piel, todo lo contrario. Sin embargo, es importante aclarar que el hecho de utilizar protector solar, no debe incrementar el tiempo de exposición al sol con la falsa creencia que la piel no puede quemarse al usar estos productos.

9. ¿Qué debo tener en cuenta para comprar un protector solar?

En especial debe tener en cuenta las siguientes condiciones, las cuales encontrará presentes en la etiqueta del protector solar:

  1. El protector solar debe cubrir como mínimo contra radiación UVA y UVB.  Preferiblemente ser de amplio espectro. 

  2. El FPS debe ser mínimo de 30, pero como usualmente no nos aplicamos lo adecuado, si consigue uno con un FPS 50­­+, será mejor.

  3. El vehículo o sustancia que lo compone debe ser la adecuada para su piel, si es grasa, use geles; si es mixta, use emulsiones o leches; y si es seca, use cremas.

  4. El laboratorio que lo produce debe ser confiable; es preferible un producto de un laboratorio médico, a uno simplemente cosmético. Pídale consejo a su dermatólogo sobre las marcas más seguras y eficaces.

  5. Fíjese en la fecha de vencimiento que debe estar escrito en la etiqueta.

Finalmente, una vez comprado el protector solar, úselo diariamente y de forma correcta, pero teniendo claro que no le debe dejar a él, toda la responsabilidad de proteger su piel contra la radiación solar. Empiece por tomar conciencia y no tener un comportamiento excesivo de exposición al sol. Por último, ¡convierta al protector solar en un infaltable aliado de su salud!